Los Archivos Secretos de la Ars Obscura 4

Ir abajo

Los Archivos Secretos de la Ars Obscura 4 Empty Los Archivos Secretos de la Ars Obscura 4

Mensaje  Viktor von Krupp el Vie Jun 03, 2011 12:37 am

File: 1000548892/345
Date: 12/28/1885
Name: El incidendente del lago Manasarawar
Department: Mitología/Criptolozoología


A finales de 1885 el Foreign Office fue informado de una serie de incidentes en los que se habían visto involucradas tropas británicas destacadas en la India. Dichos incidentes resultaron ser una serie de ataques a convoyes de tropas y suministros militares en la ruta ferroviaria que unían las ciudades de Nueva Delhi y Nad Sharin. No hubieran tenido estos ataques más relevancia si no hubiese sido porque los testigos de dichos incidentes afirmaban que una monstruosa criatura había sido la responsable de tales ataques. Uno de dichos testigos el coronel de caballería Francis Carruthers, hombre condecorado por la reina y de lealtad indudable, aseguraba en uno de sus informes que la criatura parecía ser una especie de gran serpiente alada de múltiples cabezas. Debido a tal información el expediente fue clasificado como secreto y remitido a la Sociedad Ars Obscura para que se hiciese cargo del asunto.
El grupo asignado al caso estuvo formado por el profesor Klauss como jefe de la misión, el doctor Ebenezer Oubdrub experto en mitología y religiones comparadas, Sir Willian Attenborough biólogo y criptozoologo especializado en ofidios gigantes y el caballero Phileas Fogg, explorador, aventurero y gran conocedor de la India. Entre todos llegaron a la conclusión de que la criatura responsable de los ataques a los convoyes británicos era una Sahaja-Naga o Naga del aire, una criatura supuestamente extinguida cuya raza estaba emparentada con las Nagas que habían habitado la región del lago Manasarawar.
Sin embargo saber quién o qué era el responsable material de los ataques no respondía a la pregunta principal que se hacían los miembros de la Ars Obscura. Quien o quienes habían conseguido controlar a una criatura como esta para que realizase dichos ataques y los más importante… por qué.
Se preparó una misión especial a la India con el objetivo de detener a la criatura y al responsable o responsables intelectuales de sus actos. Tras un viaje bastante desagradable debido a las fuertes lluvias habituales en la zona en época monzonica, el zeppelín “La Gloria de Albión” aterrizó en el aeropuerto de Nueva Delhi con el profesor Klauss, sir Willian Attenborough, el doctor Oubdrud y el señor Fogg como miembros técnicos de la expedición. Del vientre del gran zeppelín fue descargado un extraño vehículo diseñado por Willian Tritton, director ejecutivo de la fábrica Fosters de Lincoln, y el teniente Walter Wilson de la Royal Naval Reserve y que recibía el estúpido nombre de “la tortuga cabreada”. Dicho vehículo había sido encargado por el denominado LandShips Committee como un futuro sistema motorizado de ataque en tierra y un medio de apoyo para la infantería. Algunos incluso veían en el al sustituto de la actual caballería llegando a denominarlo caballería mecanizada. Consistía en un transporte blindado de forma circular y abovedada recubierto de placas de acero hexagonales remachadas unas con otras, lo que le daba el aspecto de caparazón de tortuga. Era propulsado por un motor de vapor de la reconocida casa Stephenson e hijos conectado a un sistema de orugas americanas de la marca Bullock Creeping Grip que originariamente habían pertenecido a un prototipo de tractor agrícola y que se mantenían ocultas bajo la panza del vehículo, dichas orugas muy maniobrables permitían que la tortuga pudiese moverse a gran velocidad en diversos terrenos, ya fuesen caminos embarrados, terreno agreste o incluso ríos de poca profundidad, además de poder girar sobre sí misma 360º. En los laterales del cuerpo circular estaban instaladas dos torretas móviles armadas con sendos cañones navales de 6 libras con los tubos cortados. Y en su frente un arma lanzallamas que lanzaba una mezcla de Naftalina y Palmitato, mezcla esta que había sido bautizada por su operador con el nombre de Napalm. La susodicha tortuga podía albergar en su interior seis tripulantes; un piloto, dos artilleros, el comandante del vehículo, el operador del lanzallamas y un mecánico que se encargaba de la caldera y el correcto funcionamiento del motor. El resto del habitáculo estaba destinado al motor de vapor, un depósito de agua, combustible sólido, munición para los cañones, 324 proyectiles para cada uno y un depósito de Napalm para el lanzallamas.
Además de este vehículo la expedición contaba con el apoyo de una compañía de fusileros reales pertrechados con un nuevo uniforme de combate diseñado por Lady Elizabeth y Sir Jack Winchester. Este nuevo uniforme portaba en su interior una serie de placas de titanio de pequeño tamaño ensambladas unas con otras a modo de armadura ligera que proporcionaban una gran protección contra el impacto de proyectiles sin restar movilidad al soldado, además de un casco especial inspirado en los yelmos góticos alemanes que incorporaba una visera metálica abatible con dos lentes de seguridad con cristales intercambiables y una máscara protectora para la boca unida mediante dos tubos anillados a un pequeño deposito reciclador de aire. El objetivo era asegurar la salud del soldado aun en el hipotético caso de un ataque con gases químicos o material biológico. Esta sería la primera vez en ser utilizado en una acción de combate real ya que hasta ahora solo había sido testado en los talleres del matrimonio Winchester, los mismos de los que habían salido los trajes de gala de la reina Victoria.
Gracias a los contactos en Nueva Delhi del caballero Phileas Fogg, la expedición averiguó que el origen de todos los problemas estaba en una pequeña aldea en la región de Nankhin cerca de la frontera con China y a pocos kilómetros del lago Manasarawar. Habiéndose informado a la Ars Oscura de la probable situación de los atacantes, el grupo se dirigió hacia Nankhin. Al frente del grupo el vehículo blindado y detrás de él montados a caballo y parapetados por la gran mole metálica, los fusileros reales y el equipo técnico al mando del profesor Klauss.
Cuatro días después de su partida de Nueva Delhi, la expedición llegó a la pequeña aldea de Inorusawar en la región de Nankhin, ese debía ser el lugar donde se ocultaban los atacantes de los convoyes británicos. La aldea estaba compuesta por un templo fortaleza en lo alto de un monte, y un grupo de casas abandonadas en la base del mismo. Nada más ser avistado el grupo, desde lo alto del monte y procedente de la fortaleza se oyó el sonido de un gran cuerno, un sonido agudo y estridente, segundos después una gran sombra móvil oculto el sol. El profesor Klauss dio aviso a los tripulantes de la tortuga y a los fusileros para que estuvieran atentos pues a buen seguro iban a ser atacados. Y entonces uno de los fusileros fue arrebatado junto con su caballo y elevado a las alturas donde desapareció. Los fusileros reales desmontaron de su caballo y se apostaron en formación de ataque. En el interior del vehículo blindado el comandante Pierce dio orden a sus artilleros para que elevasen los cañones 6 libras y apuntaran a un posible objetivo aéreo, el lanzallamas apuntaría al frente por si enemigos a caballo procedentes del templo fortaleza intentaban atacarles. En el segundo ataque los miembros de la expedición pudieron observar con detalle a su enemigo, pues tuvo la osadía de tomar tierra y atacar directamente a los fusileros reales. Estos trataron de defenderse como pudieron, pero nada podían hacer contra la criatura, una gigantesca serpiente alada de color negro, y cinco cabezas, cada cabeza atacaba independientemente a un objetivo distinto, derribando a los fusileros y atravesando sus cuerpos con sus voraces colmillos pese a la resistencia ejercida por la nueva armadura. Las balas rebotaban en su cuerpo escamoso y aunque el profesor Klauss y el caballero Fogg lograron darle varias estocadas con sus sables la criatura parecía ser inmune al dolor. Fue entonces cuando con un gran estruendo un proyectil proveniente de la “tortuga cabreada” hizo mella en el cuerpo de la Sahaja-Naga, esta se tambaleo y se giro hasta ponerse frente al vehículo blindado. El comandante Pierce sabiamente había dado orden al piloto para que girara la tortuga sobre sí misma permitiendo a los artilleros apuntar sus cañones hacia el cuerpo de la bestia y disparar. Al intentar levantar el vuelo para realizar un nuevo ataque desde el aire, uno de los proyectiles cuidadosamente apuntado hizo blanco en una de sus correosas alas, cayendo la criatura de bruces contra el suelo. En ese momento un grupo de hombres armados provenientes del templo fortaleza se dirigieron al galope por el camino en dirección a los expedicionarios, el profesor Klauss dio orden a los fusileros reales para que montasen en sus caballos y se dirigiesen a detener a los enemigos que se acercaban, la tortuga se enfrentaría ella sola a la criatura que ahora ya no podía escapar volando.
Mientras los fusileros se encargaban de detener a los atacantes de la fortaleza, el vehículo blindado bajo las órdenes del comandante Pierce apunto sus cañones hacia la Naga, esta al verse herida y con el ala inutilizada, arremetió con toda su fuerza contra el vehículo con intención de volcarlo. De nada le sirvió, un chorro de Napalm ardiendo surgió del frente de la tortuga cubriendo el cuerpo de la bestia, esta retorciéndose agitaba su cuerpo en un vano intento de apagar el fuego, entonces el comandante dio una sola orden ¡Fuego de saturación!, y los cañones laterales de la tortuga empezaron a escupir un proyectil tras otro, dentro de la misma, comandante y mecánico ayudaban a los artilleros suministrándoles los proyectiles para evitar así que se ralentizase el ataque. Fue algo épico, la criatura intentaba esquivar los proyectiles procedentes de vehículo blindado mientras este disparaba una y otra vez sus salvas, pronto su interior se lleno del humo de los proyectiles disparados y se dio orden de abrir escotillas y troneras para que entrara el aire. Era una imagen digna de ver, dos criaturas titánicas enfrentándose a muerte, una con forma de serpiente de múltiples cabezas, la otra una gran tortuga humeante de cuyo frente de vez en cuando surgían grandes chorros de fuego abrasador. Diez minutos después del comienzo del ataque un certero proyectil impacto de lleno en el pecho de la criatura atravesándola de parte a parte, esta comenzó a vomitar sangre de las dos únicas cabezas que le quedaban intactas, intento inútilmente volver a elevarse para huir pero tenía el corazón y los pulmones destrozados por el impacto. Con un último estertor el enorme ofidio cayó al suelo pesadamente… estaba muerta. Entonces el comandante Pierce dio orden al piloto de girar el vehículo hacia el otro frente, donde los fusileros junto con el grupo técnico de la Ars Obscura al mando del profesor Klauss, se enfrentaban a los enemigos procedentes del templo fortaleza, dichos enemigos al ver el fin de la bestia y a la tortuga humeante avanzar hacia ellos, alzaron sus manos y se rindieron.
Una vez tomada la fortaleza sin resistencia alguna y tras interrogar al cabecilla, se supo que los ataques a los convoyes eran debidos al intento de evitar la llegada de tropas británicas a la ciudad de Nad Sharin ya que los forajidos controlaban el trafico de opio dentro de la ciudad y en su región y no querían que tropas británicas impidieran sus negocios.
Preguntado sobre quien controlaba a la criatura, el líder de los forajidos dijo desconocer su nombre, solo que era miembro de la “Hermandad de la Llama Oscura”, una siniestra sociedad secreta dedicada a propagar el caos y la destrucción por todo Asia en nombre de la diosa Kali y cuyos servicios estaban a disposición de todo aquel que quisiera dañar los intereses británicos en la India. Una vez puesto el cabecilla a buen recaudo los restos de la criatura fueron enviados a Nueva Delhi, donde fueron cargados en un contenedor especial para su transporte hasta la Ars Obscura Manor.

Viktor von Krupp
Catedrático malvado

Cantidad de envíos : 1191
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.